Padre del desaparecido prestamista Erick Cordero no quiere que sepan que es su hijo

El detective privado Ángel Martínez reveló que el padre del prestamista Erick Cordero, de 23 años de edad, cuyo paradero se desconoce desde el 17 de agosto, no quiere que se sepa que el joven es su hijo.

Martínez, quien ha tomado la investigación sobre la desaparición, aseguró que el motivo por el que el padre prefiere no ser reconocido como tal es porque lo tuvo fuera del matrimonio. 

Erick salió de su casa después de una discusión con un cliente a través de una llamada telefónica y al día siguiente apareció su vehículo calcinado.

La última pista.

Ángel Martínez indicó que su equipo estuvo vigilando una propiedad y estaba casi seguro de que tenían al joven allí y se comunicaron con las autoridades, pero 15 minutos después estuvieron entrando y saliendo vehículos del lugar y después nadie volvió a entrar o salir.

Recompensa de US$100,000.

El investigador informó que existe una recompensa de US$100,000 para aquella persona que de una prueba de vida del joven.