La condena que podría recibir Yendry Ismelda Rojas Santana

La mujer que atropelló con su vehículo a tres personas el pasado sábado, de los cuales uno falleció y otro se debate entre la vida y la muerte, enfrentaría una pena máxima de tres años de prisión.

Así lo explicó el abogado César Amadeo Peralta, al precisar que la Ley 63-17 sobre Tránsito y Movilidad, en materia de sanciones es buena, sin embargo, en materia penal por crím-enes, heri-das o mutila-ciones no cuenta con sanciones ejemplarizantes.

«Es injusto para las víctimas y para sus familiares, el hecho de que una o varias personas fallezcan por la imprudencia y culpa de otros y que la pena mínima sea de 3 años. No importa si el conductor del vehículo estaba borracho o bajo los efectos de cualquier sustancias, no importa si tiene o no licencia, no importa si no tiene seguro el vehículo, tampoco importa si el conductor no sabe manejar, no importa si el vehículo es robado, no importa si tiene o no placa, no importa a cuantas personas haya matado con el vehículo, al final de cuentas tenemos una ley que no provee ninguna de esas situaciones para agravar la pena más de 3 años», manifestó.

El jurista abogó por qué dicha ley sea modificada para que cuente con sanciones severas ante estos casos.

Peralta agregó que el artículo 303, párrafo 5 de la ley 63-17 otorga impunidad cuando se comete un crimen simulando ser un accidente, ya que esa modalidad de sica-riato sí es utilizada y no tiene ninguna sanción severa.