A sus 15 años ella cayó presa, su bebé de 1 mes desapareció y así lo encontró 21 años después

Cuando apenas tenía 15 años, Margarita Mendoza terminó en una cárcel por un incidente con una compañera de trabajo y su bebé de un mes de nacido quedó a cargo de una persona muy conocida por ella.

Desafortunadamente el bebé se enfermó y fue llevado a un hospital de la provincia Valverde, donde se dieron cuenta que quien lo llevó no era la madre y por tal motivo la despojaron de la criatura.

La encargada de menores de edad en esa provincia le buscó otra familia al niño y un nuevo nombre: Luis David.

Al salir de la cárcel después de 3 meses, Margarita fue en busca de su hijo, pero no lo pudo hallar.

Por más que le pidió información a la encargada de menores no corrió con suerte.

A través de un detective privado de CDN 37, el niño, que ya es un hombre, fue localizado con vida en Mao por lo que Margarita viajó desde Estados Unidos a reencontrarse con el.

SEGUNDA PARTE: