Los 9 barrios más violentos del Gran Santo Domingo

SANTO DOMINGO. Los Guandules y La Ciénaga que conforma el Barrio Domingo Savio están considerados como los barrios más violentos durante el año 2015.

Los datos del grado de violencia y criminalidad de estos populosos sectores del Gran Santo Domingo, están registrados en el  Informe La Seguridad Ciudadana como Problemática de La ciudad, elaborado por el Observatorio Ciudadano del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

Los Guandules y La Ciénaga fueron calificados como los sectores más violentos donde se perpetraron 33 muertes en hechos violentos.

Con mayor tasa de criminalidad, les siguen:

-        Cristo Rey con 16 muertes,

-       Villa Consuelo con 15,

-       Capotillo con 12,

-       Villas Agrícolas con 11,

-       Villa Francisca con 10,

-       Villa Juana con 6,

-       Palma Real con 6,

-       Villa Juana con 6,

-       27 de Febrero con 6,

-        Ensanche Espaillat con 6,

-       La Zurza con 5, Gualey con 5,

-       San Carlos con 5.

Armas de fuego

El informe da cuenta que  en el  año 2016, el 71.6% de los homicidios se cometieron con armas de fuego; el 23.1%, con armas blancas; y el 3.8% objetos contundentes y el 1.4% otros.

Los pleitos

Los pleitos  generan la mayor cantidad de muertes  en los barrios más violentos de la capital.

De 10 muertes, 4 de ellos fueron producto de un pleito.

 Los atracos o robos  también provocan muertes. Más de dos muertes por cada 10 hechos consumados o intentos de atracos.

No te pierdas: Hallan hombre muerto con 7 tiros en Sosúa; se presume fue un ajuste de cuentas

Por intervención de la Policía, sucedió una muerte por cada 10  muertes.

NOTA DEL EDITOR: Los datos de este informe no equivalen a que la comunidad de estos barrios es violenta de por sí y que no intenta superar las adversidades a través de los estudios o el trabajo.

La gran mayoría de los residentes en  los barrios de la capital y el Gran Santo Domingo  estudian y trabajan. Se esfuerzan por tener un mañana mejor para ellos y los suyos.

Los malos son pocos y los buenos son mayoría.