Más de seis mil fugitivos andan por las calles del DN. Todos en rebeldía

Tantos fugitivos en las calles preocupa a CNDH y al CARD

SANTO DOMINGO. Seis mil personas de ambos sexos están fugitivos en el Distrito Nacional, principal centro administrativo y político de  la República Dominicana.

Las autoridades lo han declarado en rebeldía, es decir, son personas que están fuera de la ley y a las cuales se les considera peligrosas.

Tanto el  Colegio Abogados de la República Dominicana (CARD) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) califican  “preocupante” que más de seis mil personas se encuentren prófugas de la justicia en el Distrito Nacional,  desde  la entrada en vigor del Código Procesal  Penal, en el 2004, lo cual afirma produce un estancamiento de los procesos penales.

El presidente del gremio de los abogados,  Miguel Surun Hernández, dijo  que tanto el Poder Judicial como el Ministerio Público están obligados a  tener una mayor supervisión  sobre los imputados que son favorecidos bajo fianza, prisión domiciliaria, presentación periódica, entre otras.

Afirma que se  amerita de una mayor fiscalización y prudencia por parte de la justicia frente a la imposición de dicha medida.

Actualmente existen 6 mil 241 expedientes con declaraciones de rebeldía solo en la jurisdicción del Distrito Nacional, desde la entrada en vigor del Código Procesal Penal en el  2004.

Existen 3,904 expedientes con casos de rebeldía, 1,237 con resoluciones de Medidas Cautelares emitidas por los Juzgados de la Instrucción y fallos dados por los Tribunales de Primera Instancia y Tribunales Colegiados.

Por su parte, el presidente del CNDH, Manuel María Mercedes, propuso la creación de una estructura que  le de seguimiento a las  personas prófugas.

Una estructura que canalice la presentación de los prófugos a las audiencias, ya sea una instancia independiente o adscrita a la Procuraduría General de la República.

  Dijo que la situación se le ha ido de las manos a las autoridades del Ministerio Público. 

“Esa es una gran preocupación para nosotros como CNDH, pero también es una gran preocupación para las víctimas que se ven afectadas”, señaló Mercedes.