Pensaba que era una mujer y cuando la subió en su carro le salió cocote.

SANTIAGO. Un señor de Santiago viajaba por las inmediaciones de la urbanización Las Colinas en su carro  cuando decidió montar a una persona del sexo femenino que se supone era mujer con el fin de que la supuesta le ofreciera sus servicios sexuales.

La mujer no era una mujer sino un transexual. El trans ofreció sus servicios sexuales al hombre y el hombre se resistió a pagarle.

Y por no pagarle se emburujaron como dos hombres con pelo en el pecho, el trans y el cliente. En el pleito, el trans logró robarle la  cartera.

El trans alega que ellos trataron el servicio por 2000 pesos, pero que a la hora de pagar, el señor le mostró su cartera diciéndole que solo tenía 1200. El  trans se puse en quille y le exigió que eran 2 mil pesos, no 1,200.

La versión del hombre, o sea del cliente,  es la siguiente: El hombre alega  que estaba lloviendo, puso sus luces intermitentes, dio reversa y que en menos de 2 segundos ya tenía el trans subido en su vehículo.

El hombre pensó que era para robarle el celular y lo agarró por el cuello, pero que este logró escapar robándose la cartera con 100 dólares y 5000 pesos.

El hombre dice que nunca en su vida ha buscado este tipo de compañías sexuales, menos de un trans,  que es un hombre casado por la iglesia, que tiene sus hijos y que no tiene la necesidad de buscar hombres con esa fachada.

Mete el dedo aquí que la cotorrita, no está aquí…observa el video con la historia completa: