Mujer comparte sus fotos de su embarazo en redes y termina en un sitio muy sucio

He aquí el problema de las redes sociales, publicas un contenido y no tienes el control de que pueda suceder con este y sobre todo donde pueda parar.

Desde 2014, a la bloguera Meg Ireland le ha quedado claro lo que podría pasar con una imagen. En ese año ella colgó en sus redes una fotografía de su embarazo. 

Resulta que la fotografía terminó alojada en una página porno que contiene contenido de mujeres en estado de embarazo.

“Hace tiempo más fotos de mi vientre se hicieron virales, y no fue precisamente por una buena causa. La foto de mi vientre junto con otras 15 imágenes terminaron en un sitio online de ‘cyesolagnia’”, reza un mensaje que escribió Ireland en Facebook y Instagram.

“Cuando veo que tantas mujeres publican fotos de su viente, solo puedo suspirar h confiar en que no caerse en las manos equivocadas”, dijo la madre de la afectada.

La bloguera hasta se ha cuestionado si la culpa de que eso sucediera era de ella ya que amigos le decían que era su responsabilidad.

La gente me decía que la responsabilidad era solo mía pues había publicado ‘fotos personales’ y que era mi culpa, a pesar de que en aquel momento mi perfil era privado. Yo lo veo desde otro punto de vista. No me importa que alguien tome una foto de mi perfil para mostrársela a otra persona, pero lo que hicieron con mi foto me revolvió el estómago”, argumentó la joven.