El caso del atacante de Orlando tomó un giro inesperado

ESTADOS UNIDOS. El caso del autor del mayor atentado terrorista luego del 11 del Septiembre en Estados Unidos, toma un giro inesperado.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) investiga las verdaderas razones de su conducta basado en su complejidad mental y política.

Primero, Omar Mateen, era bipolar, violento y maniaco depresivo.

Segundo, su conversión al islamismo radical lo convirtió la noche de la madrugada del pasado domingo, en una feroz máquina de matar.

Los investigadores indagan cómo alguien bajo esas condiciones pudo matar 50 personas y herir 53 con la precisión de un reloj.

James Comey, director del FBI, afirma que Mateen fue radicalizado a través de internet.

Compró una pistola glock  9 milímetros y un rifle de asalto R 15. Para bregar con esas armas, hay que tener entrenamiento militar, dice Comey,

Sitora Yusifiy, su segunda esposa, dijo a  CNN que Maiteen al principio era un hombre normal, simpático y con gran sentido del humor. Luego, su carácter se “agrió” y se convirtió al paso del tiempo en un hombre violento e inestable y cada vez más proclive al maltrato físico y sicológico hacia ella.

Los investigadores quieren saber cuáles de las dos condiciones, la emocional o política, lo llevó a cometer el horrible atentado.

Entérate de los detalles en el siguiente video de CNN.