Este era el sueño del dominicano que perdió la vida en la tragedia en disco

SANTO DOMINGO. El sueño de uno de los dominicanos que murió en el atentado terrorista de Orlando era llevarse a su madre a los Estados Unidos, según una historia publicada por el Listín Diario.

Oscar Aracena Montero de 26 años quería vivir junto a su madre Altagracia Montero en la ciudad de Orlando donde la vida le sonreía con el puesto gerencial que poseía en un restaurante de la ciudad.

Para llevarse a su madre, Oscar ya estaba haciendo los “papeles”’ o los trámites de la residencia norteamericana para la señora.

Osca Aracena residía desde hace 9 años residía en Tampa, Florida.

Laboraba como gerente en un restaurante de comida rápida y estudiaba administración de empresas en una universidad local.

En el 205 vino al país para compartir con su familia materna.

Oscar nació se crió en el Ensanche Ozama del municipio de Santo Domingo Este. Su padre, Ambiorix Aracena, es oriundo de El Cercado, en San Juan de la Maguana.

Su familia lo define como un joven ejemplar, estudioso, disciplinado y perfecto.

La madre de Oscar está consumida en el dolor, según el relato de dos hermanos de la progenitora.

Una tía materna, que no quiso decir su nombre, expresó que la madre del joven fallecido estaba destrozada  para hablar sobre la pérdida de su hijo.

Obviamente, no salió de su habitación mientras los reporteros del Listín Diario indagaban sobre la vida del Oscar Aracena.

Lamentable caso.