Nadie fue al cumpleaños de esta joven con autismo, pero tuvo un lindo desenlace

Aveces no se necesitan víctimas para que algo sea considerado como una crueldad, dejar a una persona sola en su fiesta de cumpleaños y más aún cuando le entregas  invitaciones. 

Una persona común y corriente tal vez no le de mucha importancia, pero que se lo hagan a una pequeña con problema de autismo parte el alma.

Esto sucedió con Hallee Sorenson, una niña con autismo que invitó a sus compañeros de la escuela a su fiesta de cumpleaños y ninguno asistió. A la niña incluso le tomaron una fotografía la cual se volvió viral luego de que fuera compartida 120 mil veces.

Hellee rompió en lágrimas. La jovencita tenía la ilusión de una fiesta con sus 20 supuestos amigos.

“Mi hija esperaba celebrar su cumpleaños con amigos, estaba muy feliz. Pero nadie apareció”, dijo la madre en aquel entonces. 

Un año después en busca de que esto no sucediera, una prima de la niña le dejo saber esta historia al mundo y pidió que todo aquel que pudiera le enviara una tarjeta el día de su cumpleaños para hacer de esta fecha una inolvidable. 

“Ella es una persona que tiene autismo. Ese detalle nunca la ha definido como persona y esperaba divertirse en su fiesta. Pero nunca llegaron. Ni uno. Ustedes pueden cambiar su suerte y enviarle tarjetas de cumpleaños. Hal ama que le escriban. Sería su mejor regalo de cumpleaños”, escribió la prima de la pequeña. 

Y así fue, muchas personas se solidaron con la pequeña y enviaron cientos de cartas, incluso su familia le tiene un mapa para que ella vea desde donde se le está enviando.