“Viene, voy a morir” es el último mensaje de un hijo a su madre en Orlando

ESTADOS UNIDOS. Eddie Justice, una de las víctimas de la masacre de Orlando,  envió varios mensajes desde el baño del club antes de ser asesinado

A las dos de la mañana del domingo, la madre de Eddie,  Mina Justice, se convirtió en una de las primeras personas en enterarse de los horribles sucesos que acontecían en la discoteca gay Pulse. Su hijo, al escuchar los disparos, se encerró en el baño y mediante su Smartphone le contó a su madre que alguien estaba disparando en el club.

El desesperado  mensaje de Eddie a su madre rezaba en inglés: "Mommy I love you" ("Mamá, te quiero"). "In club they shooting"("Están disparando en el club") Justo en el momento del envío de este mensaje, Omar Mateen acababa de entrar en el local y había comenzado su ataque.

 Mina trató de ponerse de nuevo  en contacto con su hijo , pero no obtuvo respuesta.

Su hijo respondió minutos después a la pregunta de su madre "¿En qué club?". "En el Pulse. Llama a la Policía". A las dos de la madrugada y ocho minutos  llegó el último de Eddie. "He's coming. I'm gonna die" ("ya viene. Voy a morir").

Mina Justice ha compartido  compartió estos mensajes con los medios de comunicación cuando salió de su casa para acercarse a la discoteca con la intención de ubicar a su hijo.

"Es que tengo un presentimiento. Tengo un mal presentimiento", afirmaba. Finalmente  confirmó su mal presentimiento. Su hijo era una de las 50 víctimas de la mayor masacre provocada por un tiroteo en Estados Unidos y el peor atentado en el país desde el 11-S.

OBSERVA EL VIDEO.