Venezolanos recogen alimentos podridos en la basura para comer

CARACAS. El panadero Julio Noguera le iba bien hasta que la panadería donde trabajaba cerró por falta de harina de trigo.

Hoy Julio  se ve obligado a buscar alimentos en los zafacones de basura porque no ha vuelvo a conseguir trabajo.

"Vengo a buscar alimentos aquí porque si no me muero de hambre", dijo Noguera tras apoderarse de una decena de papas podridas que alguien la botó en un zafacón de basura con un fuerte olor a humedad.

"Con esta situación nadie ayuda a nadie, y nadie le da un plato de comida a alguien".

Que fuerte.

La comida que rescata, señaló, la consume o la vende en la calle para llevar dinero a su casa situada  en la popular barriada capitalina de Antímano donde vive junto a su hermana.