Todo estaba listo para su boda, fue al medico y miren que pasó

Gemma Cottam ya tenía todo listo para llegar al altar junto al hombre que siempre soñó. Meses atrás había decidido ir al médico para saber cuál era el origen de una verruga que tenia cerca de la oreja por más de 10 años. 

Los doctores tardaron semanas para dar su diagnóstico. A la sexta semana de Cottam haber ido al hospital, le informaron que esa verruga era de melanoma, el tipo de cáncer en la piel más fulminante.

Con apenas 25 años, la mujer tuvo que ser operada ya que el cáncer se había expandido por todo su cuerpo. 

Gemma fue sometida a una cirugía en la cual le extrajeron sus ganglios linfáticos del cuello. Esta operación la dejo con una cicatriz que iba desde su cuello hasta la barbilla. 

Devastador.