Sargento PN niega ser parte de la banda que asesinaba choferes

SANTO DOMINGO. Buenoooooooo este es un caso extraño que combina a los malos y a los buenos en la misma cama.

Veamos. La sargento de la Policía Nacional, Luz Divina Martínez, de 32 años, es la esposa de uno de los supuestos jefe  de la banda criminales dedica  a secuestrar choferes y lanzarlos en una fosa vivos para despojarlos de sus vehículos.

Pese a ser la esposa de un criminal, el sargento Divina Martínez niega de manera categórica que esté involucrada en los crímenes de San Pedro de Macoris.

¿Y cómo se explica que estés casada con un hombre dedicado a esos menesteres? El supuesto criminal lo tenía muy escondido. Será eso.

 “No tengo nada que ver con ese caso, solo soy la esposa de uno de los implicados”, aseguró de manera tajante la sargento  Martínez.

Ahora lean esta perla, la mujer policía  admitió que otro de los implicados vivía en su casa y era uno de los hombres  de confianza de Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, su marido.

Hummmmmmmmmmmmmm, con qué se come eso.

Pese a la negativa de la mujer policía, familiares de las víctimas señalan que Martínez prestaba su arma para ser utilizada en los atracos a los transportistas encontrados muertos.

El pasado lunes fueron localizados los cadáveres de los choferes Germán Arredondo Quezada, de 45 años, David Polanco y Gary Wilson Rodríguez Castro, en una fosa en Juan Dolio, San Pedro de Macorís, cuyas muertes la Policía se la atribuye a la banda que supuestamente dirigía Radhamés Antonio Ramírez y Zorrilla Alfonseca.

CHUPE USTED Y DÉJEME EL CABO