Familiares de médico asesinado rechazan versión policial. "Eso no lo cree nadie"

SANTO DOMINGO. Orgullo Dominicano transcribe in extenso las declaraciones de la familia del asesinado médico militar Orlando de la Rosa Jacobo, asesinado la pasada semana en el Alma Rosa II, por considerarlo de interés para la ciudadanía preocupada por el auge de la violencia en el país.

Las declaraciones de la familia del extinto galeno fueron vertidas en la versión digital del periódico Listín Diario.

Veamos…

“La joven Yinet Marte Díaz, ex pareja del segundo teniente médico de la Fuerza Aérea, Orlando de la Rosa Jacobo, lo llamó tres veces al bar donde este se encontraba con familiares la noche en que fue asesinado, según afirma el padre  de la víctima que,  al igual que su hijo, se llama Orlando De La Rosa.

De la Rosa afirma, además, que Marte Díaz   tiene en su poder un anillo que su hijo Orlando le había traído como regalo desde Venezuela,  lo que no se explica porque ella ha declarado que se negó a abrirle la puerta.

“La Policía me dijo que tomaron una foto del anillo, que ella se lo mostró. ¿Cómo fue eso si no le abrió?” Señala que la puerta peatonal, por la que se supone habría entrado su hijo para dejar el anillo, permanece cerrada con pestillo y llavín. “¿Cómo entró? ¿Quién le abrió? ¿Le entrega el anillo y se va al carro a hablar por teléfono?  Yo conozco a mi hijo, si ella le abre, él habría entrado”.

“Dice que a las personas que acompañaban a su hijo en el bar, a donde había acudido junto a sus hermanas,  fueron testigos de que Yanet  Marte lo llamó tres veces antes de que él saliera hacia su casa. Y se vuelve a preguntar, “¿Quién llama tres veces a otra persona para luego no abrirle la puerta?”.

El padre, al igual que el resto de su familia, pone en duda la versión policial sobre que unos delincuentes habrían sorprendido a su hijo mientras hablaba por  teléfono con su ex pareja, frente a la casa de esta, y lo asesinaron durante un fallido intento de atraco.

“Señala  que muchos elementos no encajan en la explicación sobre lo ocurrido que ahora ofrece uno de los supuestos autores confesos del crimen. Dice que su hijo era un militar entrenado y venía de un país como Venezuela donde la delincuencia y la violencia son mucho mayores que aquí.

“¿Usted cree que mi hijo le va a bajar el cristal, a un tipo que él no conoce, a la dos de la mañana? ¿Y que ni siquiera va intentar manipular el arma que tenía en la gaveta? “Él le bajó el cristal porque conocía a la persona que se le acercó”, afirma. Dice que, contrario a la versión difundida, el doctor De la Rosa Jacobo no manipuló su arma de fuego.

“De la Rosa y su esposa, Josefina Jacobo, han insistido para que se investigue el teléfono de la joven y también el de su hijo. Expresa que Yanet y su hijo Orlando mantenían una relación y que él, incluso, hizo un viaje reciente al país donde permaneció cinco días sin hacer contacto con la familia, que habría sido para verse en secreto  con ella.

“También insistió en que se investigue al general Estanislao Gonell Regalado, cuñado de la mujer.  “Ellos tuvieron problemas, él lo amenazó de muerte. Lo mandó a meter preso y quería que lo botaran de la Fuerza Aérea. No ha sido investigado, no se le ha hecho una prueba de absorción atómica para ver si disparó el arma y tampoco se han investigado las mil armas que aparecen a su nombre.”

“Dijo que la versión de los supuestos asaltantes no le convence y que estos ya están acusados de las muertes de dos vigilantes de un banco y del intento de asesinato de otro vigilante en una estación de gasolina que también habrían  atracado. 

“Estos tipos ya tienen encima 30 años y aquí las penas no son sumatorias. Ellos van a cumplir esos 30 años no importan si le suman un muerto menos o un muerto más”, asegura.

 Señaló que la persona que disparó contra su hijo sabe disparar, “No es cualquier loco”.

El pasado fin de semana, el general Regalado emitió un comunicado en el que desmintió que esté relacionado con el crimen.

 Una persona que mantiene una relación con Yinett fue investigada por la Policía y despachado.

 El homicidio ocurrió en la calle Club de Leones, del sector Alma Rosa II, en Santo Domingo Este.

Orlando de la Rosa Jacobo tenía 34 años. Fue herido de bala en el costado derecho y la región lumbar. Estaba de visita en el país a donde había llegado desde Venezuela donde estudiaba una especialidad.

 Por el crimen fue apresado a Salvador Junior Reyes Muñoz, alias Piti. Se encuentran prófugos otros señalados como implicados. Estos son  Jonathan, “Junior y/o El Venao” y “El Enviado”. 

Reyes Muñoz habría declarado que intentaron asaltar a De la Rosa Jacobo, pero que este trató de sacar su arma y le dispararon.

¿USTES QUÉ OPINAN?