Demandó la empresa en la que laboraba porque se aburría

El francés Frederic Desnard, de 44 años, demandó a la empresa de perfume en la que laboraba ya que se aburría. 

Cuando la organización estaba en su mejor momento, Desnard era el jefe de Servicios General y el trabajo no cesaba, siempre había algo que hacer. En 2010 todo cambio, el cliente de más importancia no renovó el acuerdo que había entre ambos, hecho que hizo que las actividades laborales cesarán. 

Esta situación sumergió a este hombre en una “severa depresión”, debido a eso decidió demandar a la compañía por más de 190 mil dólares. 

El aburrimiento a Frederic en su trabajo lo llevo al punto de pensar quitarse la vida. ¿Va a seguir? 

“Me daba vergüenza que me paguen por no hacer nada. Cada día salía del trabajo con una sensación de desesperación. Solía llorar, pero nadie lo notaba porque en realidad añadid le importaba si estaba allí”, expresó Desnard. 

Los más de 190 mil dólares que le esta exigiendo a la compañía es en compensación por su “sufrimiento”.