Le arreglan el rostro después de que le inyectaran cemento

La vida de Rajee Narinesingh ha dado un giro de 180 grados, luego de que le quitaran el cemento que una vez le inyectaron en su cara. 

Rajee es una mujer transgénero, la cual reside en Hollywood. En 2005, fue intervenida ilegalmente para tratar de verse los más femenina posible en uno de los llamados “pumping party”. 

Los “pumping party” son eventos en los cuales se realizan reuniones ilegales, a las que, en el mayor de los casos, van personas transgénero para que se le aplique silicona y puedan moldear su cuerpo. 

Resulta que estas inyecciones de siliconas son aplicadas por personas que no están calificadas y no cuentan con las debidas condiciones. 

El resultado de Narinesingh no fue el esperado, el supuesto cirujano que la atendió le inyectó cemento y pedazos de cinta adhesiva en su cara, exactamente en la mejilla y los labios, lo que le causó una deformación en su rostro. 

Luego de 10 años, en los cuales los médicos siempre decían que era “intratable”, esta mujer se pudo someter a una operación estética que deseaba gracias a un reality llamado “Botched”.

Y ahora sí, el resultado fue el esperado.. 

Miren como quedó.