Lo que te provoca el mal aliento y cómo evitarlo

El mal aliento puede ser provocado por diferentes elementos, no sólo incide alguna enfermedad, hasta el animo que tengas puede provocar que tú aliento se vea afectado o no.

Según el National Institute for Health and Care Excellence hay diferentes tipos de mal aliento, tres para ser exactos:

1. Transitoria. Es cuando el mal aliento es provocado por alimentos que hayas ingerido tales como la cebolla y el ajo.

2. Patológica. Si tienes alguna enfermedad en las encías y/o tu higiene no es la adecuada se produce el mal aliento.

3. Psicosomática. Sucede cuando la persona cree que tiene mal aliento y en algunas ocasiones no es así, es más mental que otra cosa.

¿Cómo solucionarlo?

Bueno, una buena higiene sería lo ideal, pero lo primero que debemos hacer es descartar cualquier tipo de enfermedad en las encías. 

Si al cepillarte la encía sangra debes de prestar el botón de alerta, algo no está bien. 

Según un estudio de Seymour, los chicles, mentas y los enjuagues bucal son tus aliados para combatir este mal que hasta a tu pareja podría alejar.