Cervecera Polar de Venezuela paraliza sus operaciones

CARACAS - La mayor empresa cervecera de Venezuela, la  Polar, similar a la empresa dominicana Presidente,  paralizó todas sus operaciones de producción por la imposibilidad de obtener divisas (dólares)  para importar la materia prima fundamental, confirmó a la prensa internacional un supervisor de comunicaciones de la empresa.

“Este viernes cerraron las cuatro plantas en el país y se paralizaron unos 7.000 empleados directos”, indicó la fuente de la Polar.

El funcionario que omite sus nombres por razones de seguridad, explicó que durante los próximos días, a medida en que se distribuya la última producción de cervezas y maltas, se sumarán más trabajadores a la paralización. Se calcula que la medida afectará 10 mil empleos directos y más de 300 mil indirectos entre franquiciados, transportistas, clientes y proveedores en todo el país.

El cierre de las plantas, ubicadas en Caracas, Zulia (oeste), Carabobo (centro) y Anzoátegui (oriente), se hizo acorde con la legislación laboral, que prevé una suspensión de la relación de trabajo por causas de fuerza mayor, que no podrá prolongarse más de sesenta días.

La Polar no ha podido comprar divisas dentro del control de cambio fijado por el gobierno desde 2003, por lo que no ha podido importar la cebada.

“Desde el año pasado hemos agotado todas las opciones de endeudamiento con nuestros proveedores internacionales, siempre a la espera de que el gobierno atienda el problema de la deuda con el fin de buscarle una solución viable”, reza el comunicado.

Cervecería Polar es parte del grupo Empresas Polar, y tiene una cuota de mercado de aproximadamente 70%.

El venezolano Lorenzo Mendoza, principal socio mayoritario,  es acusado por Nicolás  Maduro de paralizar  su producción como parte de una “guerra económica” de empresarios de derecha para desestabilizar a su gobierno.