Finge cáncer terminal por dinero y queda al descubierto con foto en Facebook

 ESTADOS UNIDOS. Señores, cuando donen dinero para una buena causa , no lo hagan por internet. Muchos malandros y malandras sueltos en el ciberespacio.

Sus cuartos se lo donan cara a cara. No confíen tanto en las redes sociales.

 Lean esto. Una mujer norteamericana engañó a todo el mundo fingiendo un cáncer terminal para meterse en el bolsillo miles de dólares de almas caritativas.

La joven  Ashley Lively de 20 años de edad oriuenda de Tennessee,  Estados Unidos, se aprovechó de la buena fe y la bondad de la gente de su comunidad para embolsillarse miles de dólares.

La joven  fingió un padecimiento de cáncer de páncreas en fase  cuatro y además agregó que se había extendido a otras partes de su cuerpo.

Le manifestó a los potenciales contribuyentes que a ella le quedaban pocas semanas de vida.

En enero del 2015, Ashley creó una cuenta en GoFundMe, páginas de apoyo en Facebook y publicitó eventos de recaudación de fondos en varios lugares.

De esta manera, la joven  logró recaudar 10 mil dólares.

Cogió esos “chelitos” y lo utilizó para darse la buena vida. Se compró un carro nuevo y viajó en plan vacaciones pagas por varios puntos de los Estados Unidos, segun indicaron las autoridades del condado Monroe.

“Hace 17 días, los doctores me dijeron que tendría suerte si llego al 25 de enero. Pues bien. ya han pasado dos días y aquí estoy luchando. Nuestras vidas no se acaban hasta que Dios lo quiera. Seguiré luchando hasta que me llegue la hora. Dios es tan bueno”, escribió la mujer el pasado  27 de enero en su muro de Facebook.

Que cachaza tiene la menor. Lively agradeció a todos los que donaron dinero para pagar sus gastos médicos. “Gracias a todos los que han salido en mi ayuda”, manita, que tupé.

Lo malo hay que saberlo hacer. La muchacha publicó una foto que creo sospechas.

En la foto aparece la menorcita con su esposo Dalton, muertos de la risa y  de vacaciones en la playa.

Horas antes, la muchacha había escrito en la red que se encontraba muy débil y que casi se estaba muriendo. Que buena pela con una correa “mojá”

Lively  podría enfrentar cargos en otros condados, dado que varias de las actividades de recaudación de fondos se realizaron más allá de Monroe.

El periódico News Herald publicó una extensa nota sobre el caso de esta chica cuando aún se desconocía del fraude.

 En el reportaje  se convocaba a un evento en Reed Springs Baptist Church de Philadelphia para “ayudarla”.

CHEQUEA EL VIDEO