"Nadie grita o lo meto preso" ordenó el presidente Correa a la población

QUITO. El presidente Rafael Correa de Ecuador amonestó de manera dictatorial a los afectados por el terremoto de magnitud 7,8 que afectó a Ecuador el pasado sábado.

La advertencia se produjo  cuando el pasado jueves visitó la ciudad de Esmeraldas, una de las más afectadas por el terremoto.

Al menos en dos ocasiones advirtió que ordenaría apresar  a las personas que pierdan la calma o pidan ayuda a gritos.

"Aquí nadie me pierde la calma, nadie grita o lo mando detenido, sea viejo, joven, hombre o mujer. Nadie me empieza a llorar o a quejárseme por cuestiones que falten, a no ser por seres queridos que hayan perdido", vociferó  Correa a los afectados que le reclamaban la llegada de ayuda que no acababa de llegar.

El terremoto que afectó Ecuador mató a 602 personas,  según las últimas cifras del Gobierno de Correa.

MIRA EN ESTE VIDEO EL BOCHE DICTATORIAL DE CORREA A SU GENTE QUE RECLAMA AYUDA Y LE DAN UN BOCHE…JEJEJJEJEJEJJEJ