Nuevos detalles de la mujer que murió tras cirugía estética

SANTO DOMINGO.- Los familiares de Carmen Herrera de 45 años, la última víctima de las cirugías plásticas en el país, denunciaron que su pariente se quejaba de fuertes dolores tras la intervención y que a pesar de las quejas, los médicos de la clínica donde se operó, le dieron de alta.

La madre comentó a la prensa que cuando se quejó con el médico sobre los constantes y fuertes dolores que padecía su hija, éste la consolaba diciéndole “dígale a su hija que esté tranquila, que esos dolores son naturales, eso es normal y usted, señora, mantenga la calma, todo va a salir bien”.

La intervención quirúrgica a Carmen Herrera fue realizada en el Centro de Cirugía Plástica y Medicina Estética (Cecysmes) ubicado en el Ensanche Ozama.

La familia entiende que la muerte de su familiar se debe a una mala práctica médica y exigen que su muerte no quede impune y sean profundamente investigada por las autoridades.

Observa los detalles con las declaraciones de la familia de Carmen Herrera.