Para llorar: se casó con su hija a la que le quedaban dos días de vida

Inglaterra. Andy Barnard le había hecho a su hija de apenas 1 año y 4 meses la promesa de que le daría “la boda de su sueños”, luego de la triste noticia que recibieron el 16 de marzo.

Los médicos le informaron a los padres de la niña, llamada Poppy-Mai, que la pequeña padecía de cáncer en los riñones y las oportunidades de salvarla no fueron alentadoras. 

Sus padres quisieron asegurarse de que su hija pasara sus últimos momentos de vida totalmente feliz, y en busca de eso, el padre decidió cumplir la mencionada promesa. 

Barnard junto a su esposa y amigos, organizaron una “ceremonia de casamiento” para el poder cumplir lo prometido a su hija. 

“Nunca imaginé que sería así. Nuestros corazones están rotos para siempre, pero quería mantener mi promesa a mi princesa. No era como me lo imaginaba, pero ella tuvo su matrimonio”, dijo el padre de la pequeña. 

La boda no fue una celebración, las personas que asistieron estaban fundidas en el llanto, “Se veía muy linda, pero nadie pudo decir los votos que se habían escrito porque todo el mundo estaba llorando”, expresó la madre. 

La historia de la pequeña Poppy-Mai conmovió a los ingleses, se hizo todo un movimiento, crearon audiovisuales de aliento, cadena de oraciones y hasta una cantante le escribió una canción a la niña. 

Hermosa historia.