Mira porque este hombre intentó suicidarse ¿Vale la pena?

MONTECRISTI. A eso le llaman mal de amor o querer poco a la vida.

Sucedió en Montecristi, al noroeste de la República Dominicana.  Un señor ingirió desinfectante con propósitos suicidas.

Al señor lo abandonó su esposa y, según el reporte de la Policía, decidió quitarse la vida por esa razón.

El señor reside en el municipio de Villa Vázquez.

Rafael Antonio Tavárez Ureña, el despechado de 52 años de edad, fue atendido en un centro de salud de Santiago.

Tavárez Ureña ingirió el popular desinfectante Mistolín que se utiliza para la limpieza e higiene del hogar.

Según la madre, la señora Eudoxia Ureña, su hijo estaba deprimido porque la mujer lo botó.