Feminista demanda a hombre que la salvo de ahogarse, le puso la mano...

Edward Armstrong, salvavidas del hotel Radisson en Miami, podría ser penado con un mínimo de 10 años de prisión por salvarle la vida a una feminista que estaba a punto de ahogarse. ¿Entonces tenía que dejarla morir? Bárbaros.

Armstrong rescató a la mujer, identificada como Roxana Cabeza de Vaca, sin solicitar si la mujer quería ser tocada debido a la rapidez en la que ocurrieron los hechos. 

“Me sacó del agua jalándome con violencia y tocando mi cuerpo de formas que no consentí”, dijo Roxana.

Increíblemente el hombre que la salvo ahora está siendo demandado por violación, “Porque lo que me hizo es la definición de violación: impuso su poder patriarcal sobre mí y dispuso de mi cuerpo sin consultarme. De acuerdo, me salvó la vida. Pero si vamos a estar disculpando violadores solo porque hacen algo bueno lo único que estamos haciendo es promover la cultura de la violación”, explicó la mujer. 

Los medios de Estados Unidos han dando el nombre de “Save Rape” a este caso. Este es un nuevo tipo de abuso sexual acompañando de hacerle algún bien a la víctima para utilizarlo como un pretexto.