Así velaron a este joven en Puerto Rico

Puerto Rico. Fernando de Jesus Días Beato, de 26 años, fue velado en una funeraria de Puerto Rico sentado en una silla, con un cigarro en la mano y sorprendentemente con los ojos abiertos.

La familia estaba en contra de ver a su ser querido en un ataúd, contrataron los serbios de la funeraria Marín que es conocida por hacer este tipo de funerarios, y pidieron que colocaran al joven en una silla con las piernas cruzadas, su ropa favorita y un cigarrillo entre sus dedos.

La “sorpresa” para la familia al verlo fue que la funeraria optó por dejarlo con los ojos abiertos.

“Todo el mundo está muy sorprendido porque verlo de esa manera es como verlo como si estuviera vivo”, dijo una de hermana de Fernando de Jesús Días Beato.

La familia describió al joven como una persona muy feliz y activo. “Decidimos embalsamarlo así porque él era una persona muy feliz, muy activo y queremos recordarlo como era”, dijo Ihizz Díaz Beato, otra hermana.

La funeraria Marín, en Río Piedras, Puerto Rico, es una pionera en este tipo de servicio, es el noveno funeral que hacen de una manera no convencional, pero es la primera vez que a un fallecido le dejan los ojos abiertos.

El joven fue asesinado con 15 tiros en frente de su casa. La policía aún está investigado el crimen, no se tiene ninguna pista.

Mira algunas fotos del funeral.