La fiscalía encontró su cadáver, la familia lo incineró y luego apareció vivo

Miguel Ángel Gomar Luna, de 74 años, desapareció el pasado 25 de diciembre del hogar donde estaba recluido por su adición al alcohol , el lugar se encuentra en Ciudad Juárez, México.

Luego de unas semanas, la fiscalía contacto a la familia del hombre para informarle que habían encontrado su cadáver en un estado de descomposición avanzado. Se les pidió a los familiares que reconocieran a el hombre.

“Nos mostraron una serie de fotografías y yo no creía. Mis hijos y un yerno tampoco estaban convencidos, si se parecía a mí marido, pero no estábamos seguros, nos dijeron que nos iban a hacer el ADN y al final no nos hicieron nada”, narró la mujer del hombre a un diario local.

Según la familia, les dijeron que si no reconocían el cuerpo, el Ministerio Público iba a informar de todas forma la identificación del cadáver como Miguel Ángel Gomar Luna, esto obligó a los hijos de Miguel Ángel a aceptar la muerte de su padre y procedieron a la incineración del cuerpo.

“¡Qué voy a estar muerto, aquí sigo!”, dijo Miguel Ángel Gomar Luna luego de enterarse de lo ocurrido.  La familia se enteró el pasado 24 de febrero que el hombre se encontraba vivito.