Publica esta foto en sus redes y se ve obligada a renunciar a su trabajo

- Se vestía con ropa del negocio y se tomaba fotos para colgarla en sus redes personales

ESTADOS UNIDOS. Una empleada de una tienda de ropa renunció a su empleo sin querer por publicar una foto en Facebook.

Todo iba bien para Sherene Zarrabi, quien empezó a trabajar el pasado mes de septiembre en  a tienda de ropa Dainty Hooligan en la ciudad de Oklahoma, Estados Unidos. Disfrutaba de un  trabajo más o menos remunerado y con horario flexible.

Sin embargo, todo cambió para ella desde que empezó a probarse ropas del negocio y tomarse fotos con ropa ajena  para colgarlas en sus cuentas de Instagram y Facebook. La chica se creyó a creer que su iniciativa sería una válida promoción para la tienda de ropa. ¡FAOOOOO!

Definitivamente confundió la gimnasia con la magnesia. Parece que nadie se daba cuenta de las fotos que colgaba en sus cuentas de redes sociales hasta que a la empleada  se le ocurrió la falta decisión de  colgar una de las fotos desde una de las cuentas comerciales de la tienda.

A partir de ese momento, se le cayeron todos los palitos a la dependienta. La muchacha recibió un correo de Jessica Issler, dirigido a ella y a la gerente del local cuestionándole que pusiera sus fotos en la cuenta del negocio debido a que su figura no “vende”  la imagen que quiere promover la tienda.

Se vio precisada a renunciar y sumarse a la lista de desempleados en Estados Unidos y el mundo. 

Consejito para la próxima vez: piensa con el cerebrito.