Sin querer, le envía una foto de su bimbolo a su hija

Señores, hay que tener mucho cuidado de cómo usted envías sus fotos. Sobre todo, si usted pasa de una edad y no domina las diversas sociales.

Vea este caso. El pasado El 14 de febrero, Robyn Miller para halagar a su querida esposa se le ocurrió enviar por San Valentín una fotografía íntima de su miembro viril.

Pero Robyn se equivocó de destinatario. En vez de enviársela a su esposa se la envío ¡a su hija! Todo esto por no saber utilizar la red Snapchat…Jeejee, sigue mandando bimbolo, gallo loco.

La imagen picante corresponde a Robyn bañándose en una bañera y con el siguiente mensaje: “Feliz San Valentín XXX”.

Robyn no sabía o no recordaba que la foto se enviaría a todos sus contactos, incluyendo a su hija que “quillada” y sin titubear le dijo a su padre: “Papá, tu Snapchat fue muy inapropiado”, escribió su hija de 18 años. El papá, avergonzado, le respondió a su hija: “Perdón, pensé que se lo había enviado a tu madre. No sé cómo funciona (Snapchat)”.

Palomooooooooooooo, ejjejejejjejeje.