A cadáver dentro de su ataúd "le latía el corazón"

SANTIAGO.- Durante el velatorio de un ciudadano en la ciudad de Santiago, su familia se percató que todavía latía su corazón, sus poros transpiraban sudores y la temperatura de su cuerpo no era la de un cadáver. Incluso, aún respiraba.

El caso ocurrió en el Barrio Obrero de Santiago.

El relato de esta extraña  historia es un signo de que los centros de salud adolecen de supervisión. Según la hermana del fallecido, el equipo médico que atendió a su hermano tras sufrir un accidente certificó su muerte sin indagar el verdadero estado vital de su pariente.

La hermana, la cual no se identificó, narró que en mitad de su velatorio observaron mediante el cristal del ataúd que el rostro de su hermana emanaba “sudores”.

Decidieron destapar el ataúd y se percataron efectivamente de que el cadáver sudaba, le latía el corazón y hasta respiraba.

Asombrados, decidieron que un médico chequeara el cadáver. Efectivamente, el escándalo se hizo presente.

Tras comprobar la permanencia de signos vitales, la familia decidió llevarlo al Hospital. En el hospital se burlaron de la familia alegando que "todos estaban locos a pesar de que el cadáver seguía sudando".

El final de la historia no se revela en el siguiente video. Observe.