Ingeniero se crucifica en demandando justicia en entorno elevado de Cienfuegos

SANTIAGO. El ingeniero Cesar Díaz inició su  su crucifixión al frente de su ferretería Ferretodo Industrial con el interés de llamar la atención del presidente Medina ante la indefensión y la impotencia a la que según alega ha sido por el Ministerio Público,  el Ministerio Obras Públicas y la  Odebrech debido al elevado que se construye en Cienfuegos y que afecta su negocio ferretero.

Díaz ha dicho que su crucifixión será por tiempo indefinido.

El ingeniero se ha  crucificado mediante tuercas y abrazaderas de hierro a la pared frontal de su negocio, ubicado en el trayecto del elevado de Cienfuegos. La  protesta se desarrollaba bajo la vigilancia policial.

El pasado mes de diciembre, el ingeniero y sus empleados   fueron golpeados y apresados sin orden judicial al protestar por la abrupta irrupción de brigadas de Obras Públicas y la Odebrech realizando trabajos de construcción del elevado.