Sigan inventando. Veterinario muere por ingerir estimulante sexual

VALVERDE, MAO. Los hombres seguimos inventando con los estimulantes sexuales. Si usted tiene problemas cardíacos o renales  consulte a su médico con el propósito de enterarse si sus dolencias aceptan el consumo de estimulantes de este tipo.

  Recientemente las autoridades descubrieron en el interior de su casa  el cadáver de un veterinario que según versiones, un infarto le quitó la vida al consumir estimulantes sexuales.

El cadáver de  Francisco Antonio Pilarte yacía desnudo sobre su cama en su residencia  ubicada en la calle  Independencia esquina Beller de este municipio, según informó la Policía.

La fiscal  de Valverde Mao informó que junto al cadáver del veterinario encontraron un sobre de cuatro capsulas de estimulante sexual con una sola pastilla de 100 miligramos.