Juan Pablo Duarte: El Gran Olvidado

Hoy es Día de Duarte: Patricio rindió cuentas y devolvió sobrante de viático de mil pesos.

SANTO DOMINGO.- Cada año se celebra el natalicio de un hombre cuya misión principal sobre la Tierra fue fundar una República que nunca agradeció sus esfuerzos ni mucho menos ha cerrado las heridas y el sufrimiento que le ocasionó la hermosa aventura de crear una nació.

Hablamos de Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria y creador de lo que hoy conocemos como la República Dominicana.

El Patricio Juan Pablo Duarte nació en la Zona Colonial de Santo Domingo en lo que hoy se conoce como la calle Isabel La Católica. Actualmente su casa natal está siendo reparada, sin embargo, los trabajo se atrasan y nadie sabe decir por qué razón.

En la mañana de hoy, El Gobierno Dominicano en pleno encabezado por el presidente de la República, Danilo Medina, encabezará los actos de conmemoración del Natalicio de Juan Pablo Duarte y el inicio del Mes de Efemérides Patrias

El acto principal de hoy se celebrará en la ciudad de San Francisco de Macorís, al nordeste del país.

Incluyen un actor de honra a la Bandera Nacional a las 8 de la mañana en el Palacio Municipal. La interpretación del Himno Nacional y la colocación de ofrendas florales  en el Parque Duarte de San Francisco de Macorís.

A las 9 de la mañana se oficiará una misa  en la Catedral Santa Ana de la ciudad nordestana

Danilo Medina pide honrar a Juan Pablo Duarte

El presidente Medina mediante un comunicado oficial pidió a los dominicanos honrar a Duarte  "trabajando por una sociedad más justa".

“Mantener vivo el recuerdo imperecedero de Duarte, con el legítimo orgullo de la dominicanidad, nos ayudará a contribuir con decisión y energía, con nuestro trabajo solidario, a luchar por la inclusión de la población en general y la reducción de la pobreza”, reza una parte del comunicado presidencial.

Sin embargo, el  reclamo del presidente Medina es simplemente arar en el desierto si tomamos en cuenta que la clase política dominicana no ha cumplido ni un ápice el ideario de Duarte de una sociedad justa para todos, de eliminación de la pobreza, de hacer culto a la honradez y rechazar la corrupción y el clientelismo como sistema perverso  para obtener beneficios personales a través del erario público.

Juan Pablo Duarte y Diez es el Gran Olvidado de los políticos y los sectores que conforman los poderes fácticos en la República Dominicana (empresarios y grupos de comunicación).

Duarte es la excusa para seguir "haciendo lo que no se debe hacer".

 La clase política, la que está en el poder y en la oposición, solo le interesa tomar su nombre para ascender los peldaños del poder. Más nada.

Si Duarte estuviera vivo, habría maldecido mil veces el estado de putrefacción en la que vive la sociedad dominicana: corrupción, impunidad  delincuencia desaforada, mala calidad en los servicios públicos y pobreza.

Si Duarte estuviera vivo viera con sus propios ojos que 40% de los dominicanos siguen hundidos en la pobreza y sin esperanza de mejorar.

Duarte, el Gran Olvidado. A Duarte lo persiguieron los traidores de siempre

Juan Pablo Duarte nació hace 203 años. Un 26 de enero de 1813, en el Casco Histórico de Santo Domingo. Murió en Caracas, Venezuela, el 15 de julio de 1876.

El fundador e ideólogo de la Nación Dominicana padeció persecución de los gobiernos conservadores y traidores que dirigieron la República Dominicana tras declararse la independencia del gobierno de Haití el 27 de febrero de 1844.

Un hombre honrado

Duarte no solo era un hombre honrado en las palabras sino en los hechos.

En abril de 1844, dos meses después del Grito de Independencia en la Puerta del Conde, a Juan Pablo Duarte, General de las Tropas Dominicanas, se le ordenó defender la República de las huestes haitianas en la región sur, precisamente en Baní.

A Duarte se le entregó la suma de mil pesos como viático, una suma bastante respetable para la época.

Duarte defendió la República  en Baní con bravura repeliendo al invasor. Y no solo eso, entregó los mil pesos de viáticos a sus superiores porque no se vio en la necesidad de utilizarlos.

Un ejemplo de honradez que 203 años después de su muerte es imposible en la República Dominicana de hoy.

 Este video es un documental sobre la Vida del Patricio Juan Pablo Duarte