Conozca a las "morenitas y feas" dominicanas que ahoran son supermodelos

LONDRES. Eran “feas y morenitas” en su país de origen, la República Dominicana.

Todo lo contrario sucede con ellas alrededor del mundo.

Conozca las supermodelos dominicanas que causan furor en la industria internacional de la moda.

Eran pobres “negritas” y para muchos presumidos de la República Dominicanas, unas “chopitas” que nadie reconoce y todos discriminan por el color de su piel y su origen social y económico.

Para nadie es un secreto que los dominicanos practicamos un racismo fulminante y que no da espacio a que las clases populares logren escalar en la vida social y económica del país.

La revista Vogue, la publicación alfa y omega de la moda internacional, afirmó mediante un editorial en octubre que las súper  modelos dominicanas han reemplazado, gracias a su talento y trabajo, a las  rubias brasileñas y rusas como

Vogue afirma que las modelos dominicanas son "las modelos de las que todo el mundo está hablando".

Lineisy Montero, Ysaunny Brito están entre las modelos dominicanas  que dominan las pasarelas europeas.

Sus rostros morenos ya son habituales  en las portadas de las principales revistas de la industria y son la imagen de las campañas publicitarias más costosas y exóticas de la actualidad.

Lineisy Montero es la modelo dominicana más cotizada y buscada en las pasarelas internacionales.

"Yo sufrí de racismo en mi propio país", le dice al portal inglés  BBC Mundo

"Un país de negros no puede ser racista", se queja Montero.

¿No apreciaban sus compatriotas su belleza? "No. Vinieron a apreciarla luego de que alguien afuera lo hizo. De verdad les abrió los ojos que no hay que ser blanca para ser bella", le asegura a BBC Mundo.

El descubridor

El diseñador dominicano Sandro Guzmán es el descubridor de estas jóvenes dominicanas. Su empresa se caracteriza por ser una empresa cazadora de talentos

Su agencia, Ossygeno Models Management, las encontró en las calles caminando como una más. Las fichó y la historia se encargó del resto.

Estas chicas sí se pueden decir a boca llena que son verdaderos ORGULLOS DOMINICANOS.

A base de talento, esfuerzo “y mucha pela” consiguieron estar donde están. Felicidades.