"El Chapo" recibe un ejemplar del Quijote para que espante la depresión

 CIUDAD DE MÉXICO. Al capo más famoso del mundo, Joaquín "el Chapo" Guzmán, le recomendaron leer El Quijote de Miguel de Cervantes.

Le han dado de leer El Quijote porque el hombre sufre de depresión.

"Llegó deprimido, cansado de estar huyendo, fue lo que indicó en su primera declaración cuando llegó al penal, por lo que le entregamos el libro del Quijote", dijo a la cadena radial  Imagen Radio el director del Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero.

La noche del pasado  8 de enero fue ingresado en la misma cárcel de máxima seguridad del Altiplano donde se escapará el pasado 11 de julio del año pasado.

El funcionario de prisiones de México narró que el Chapo antes de comer, su comida es “analizada” por un pero a fin de evitar envenenamiento. Solo se comunica con sus abogados y es constantemente revisado por los médicos del penal.

Además, contó que una mujer de nombre Emma Coronel, y quien dice ser la esposa de  El Chapo, ha intentado visitarlo pero las  autoridades por no estar legalmente casados.

"Legalmente no es su esposa y no puede ingresar" hasta que demuestre que Guzmán "está divorciado o es su concubina", indicó el funcionario, quien comentó que el narcotraficante "tiene registradas a sus hijas, hermanas y mamá".

 

Lo cambian de celda  más de 11 veces, casi una por día. La medida intenta evitar una nueva evasión.