Una mujer pierde las llaves de su cinturón castidad y pide ayuda a los bomberos

ITALIA. En los años 80s se popularizó un merengue de Juan Luis y sus Mulatos que decía “ si se come la soga, amárrala con cadena”, alegando cuando las mujeres están por su cuenta y hay que someterla al control.

En Italia todavía le ponen control, Pero no con cadenas ni sogas sino con cinturones de castidad. Un artefacto perteneciente a la Edad Media. ¡Que atraso!

Una italiana tuvo que llamar a los bomberos para que abrieran su cinturón de castidad por haber perdido las llaves del artefacto. Ufff, un cinturón de castidad en el mismo Siglo XXI.

Los bomberos de la ciudad de  Padua (Italia) se emplearon a fondo para liberar a la mujer de su prisión en su parte más íntima .

Los  bomberos se presentaron en casa de la mujer cuyo nombre se obvia por razones legales y la liberaron de su prisión.

Los bomberos  le preguntaron ¿por qué llevaba puesto un cinturón de seguridad?

La pregunta estaba motivada para saber si se trataba de un caso de abuso o violencia doméstica.

La mujer respondió que nadie la obligó a llevar el cinturón de castidad sino que evitaba tener relaciones sexuales.

Los cinturones de cantidad se usaban en la Edad Media con el objetivo de evitar que las mujeres tuviesen relaciones antes del matrimonio o evitar violaciones.