Se suicida guachimán de Transporte Espinal

SANTO DOMINGO. Un vigilante privado de la empresa Transporte Espinal se quitó la vida en la sede de la compañía ubicada en la calle Paris.

El vigilante engrosa la lista de personas que en los últimos meses se han quitado la vida debido a problemas económicos.

El muerto fue identificado como, Confesor Ramírez Pérez, de 48 años, quien se pegó un tiro en la cabeza utilizando su escopeta para trabajar.  Se quitó la vida minutos después de llegar a su trabajo.

Los familiares y allegados del suicida dieron el testimonio de que el vigilante estaba bajo una fuerte crisis depresiva en los últimos días debido a que su pareja lo presionaba por la difícil situación económica que atravesaba la familia.

Sin embargo, una fuente de entero crédito reveló que antes de llegar a su trabajo retiró seis mil 600 pesos para comprar leche y pampers a su niña de dos años.

Llevó los artículo a su casa y se fue a su trabajo. Minutos después se pegó un tiro detrás de uno de los autobuses.

Ramírez Pérez trabajaba en horario nocturno en la Compañía Transporte Espinal. Deja en la orfandad a seis hijos. Residía en el populoso sector de La Cienága.