Así fue el velorio de la maestra embarazada que le quitaron la vida

SANTO DOMINGO. El señor Agapito Pérez, padre de la maestra asesinada en Villa Mella, pidió al Gobierno frenar la delincuencia que azota al país y especialmente a Villa Mella.

"Así no se puede vivir, señor presidente, estamos perdiendo cada día a hombres y mujeres de trabajo. Gente joven y buena en manos de la delincuencia. Haga algo, señor presidente Medina", le reclamó Pérez, quien también es educador, durante el velatorio de su hija.

Una banda de atracadores mataron a tiros a la maestra Gioconda Milagros Pérez de 22 años con siete meses de embarazo, tras robarle un celular a su esposo en el sector Santa Cruz de Villa Mella deSanto Domingo Norte.

La víctima era maestra en el liceo Salomé Ureña y éste era su primer embarazo.

Cirilo Paniagua, tío de la joven, relató que los delincuentes al percartarse que el esposo de la muchacha iba detrás de ellos.

"No creo que ni con la muerte de uno de esos delincuentes puedan pagan el daño que han hecho a mi familia", dijo acongojado Pérez.

Vecinos y residentes del sector se quejaron durante el velorio de que la criminalidad no los deja vivir, nos lo deja en paz a ninguna hora del día ni de la noche.

Dijeron que la gente tiene miedo de salir a la calle por temor de perder la vida. Hicieron un llamado al Gobierno a parar la delincuencia.

Sensibles muestras de dolor se vivieron en el sepelio de Gioconda. Gente de todas las edades acudieron a su entierro.