Fue una mujer quien reveló el trio amorosa entre ella, su novio y un sacerdote

NUEVA YORK. El cura Peter Miqueli, quien está supuestamente acusado de robarse un millón de dólares de su parroquia, era un hombre celoso contó la novia de Keith Crist, un gigoló que era pareja sexual del sacerdote.

Sacerdote, novia y gigoló estaban envueltos en un triángulo amoroso.

Miqueli supuestamente se enfureció luego de descubrir que Crist tenía una novia desde hace muchos años con quien a veces se encontraba en su apartamento de Harlem, que el sacerdote pagaba, según una historia publicada por el diario New York Post.

La novia de Crist, el gigoló, Tatyana Gudin, relató que el sacerdote presionó al chulo pidiéndole que eligiera entre él y su novia.

El gigoló Crist prefirió al cura que a su novia y decidió botarla de la casa. Fue cuando decidió vengarse sacando el trío amoroso a la luz pública.

La mujer buscó un abogado, y reveló a miembros de la parroquia lo que estaba pasando e incluso al cardenal Timothy Dolan, le reveló los secretos del sacerdote.