¡La bomba del día! Jueza admite recibió dinero para favorecer a regidor


SANTO DOMINGO. La bomba noticiosa del día. Pero tenga por seguro que la denuncia no pasa de ahí.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, informó este lunes durante una rueda de prensa que la suspendida jueza de la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Awilda Reyes Beltré, confesó que recibió dinero para liberar personas relacionadas con el narco tráfico y el sicariato.

Germán le dijo a los periodistas que tiene tiene pruebas de su acusación y que la Procuraduría General de la República está realizando las investigaciones correspondientes a fin de actuar en consecuencia.

“En resumen, la magistrada dice que sus decisiones se debieron a su “obediencia a instrucciones superiores y a la reconoce haber recibido dinero para tales fines”, enfatizó.

Germán Mejía se curó en salud a propósito de las "órdenes superiores" y dijo lo siguiente:

"El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo Poder Judicial, quien les dirige la palabra, no tiene nada que ver con las decisiones adoptadas por Reyes Beltré, ni de ningún otro funcionario del Poder Judicial"

“Es una infamia de la peor calaña, insinuar que yo, o algún miembro de mi familia, tiene algo que ver con la actitud delictuosa de algunos miembros minoritarios de la judicatura”, expresó Germán Mejía.

La jueza Reyes admitió ordenar la devolución de la aeronave Cessana 550, matrícula N61MA, incautada mediante orden de secuestro, cuya propiedad se le adjudica al presidente del quebrado Banco Peravia, José Luis Santoro.

Asimismo, la jueza ordenó devolver 20 millones de dólares a favor de la razón social Prado Universal Corp., compañía constructora de la Torre Atiemar, cuyo presidente es el español condenado por narcotráfico en su país, Arturo del Tiempo.

La jueza Awilda Reyes dispuso también la puesta en libertad pura y simple del regidor del municipio de Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, investigado por una banad de sicarios dedicada a la invasión de terrenos, actividades de secuestros, extorsión y asesinato de miembros del transporte público.