Hizo una batida de zapote con veneno para quitarse la vida y la tomó su suegro

SANTIAGO. La Policía apresó a un hombre que supuestamente echó veneno en una batida de zapote que provocó la muerte a su suegro.

El hombre admitió haber echado veneno a la batida con fines de quitarse la vida.

Sin embargo, la muerte le llegó a su suego que se la tomó ignorando que el nuero le había echado veneno al jugo de zapote.

La inusual tragedia en el municipio Villa González de Santiago, al norte de la República Dominicana.

La víctima del fatal desenlace fue Isidro Manuel Ovalle Santos, de 60 años, quien falleció cuando era atendido en el hospital Presidente Estrella Ureña.

El nuero que echó veneno en la batida supuestamente para matarse es Rafael Antonio García.

Narró a la Policía relató que las deudas lo tenían a coger la loma y que decidió matarse.

Para eso compró una batida y dos tostadas en una cafetería. A la batida le echó veneno para "irse al otro barrio".

La batida y las tostadas la dejo encima de la mesa de su casa y al rato se le ocurrió ir al colmado a comprar un refresco.

Cuando regresó del colmado, encontró muerto a su suegro. La señora de la casa le había ofrecido el jugo sin saber que estaba envenenado.

Esta confusión que le costó la vida a un pobre señor ignorante de su fatal destino.