Una azafata le dijo que era demasiado gorda y transformó su cuerpo por completo

¿Acaso no resulta alucinante descubrir que sigue existiendo gente tan cruel? Pues siguen existiendo, tanto así que citamos las palabras textuales que una azafata le ha comentado que: Debía comprar dos asientos. Si ella no quería perder el vuelo, debía pagar el doble, pues no cabía en el espacio.”

Palabras que no solo fueron hirientes y descalificadoras, sino que también fue la vergüenza, probablemente, más grande que está mujer llamada Rosie Mercado ha vivido en toda su vida.

Y no solo es eso, sino que Rosie en esos momentos atravesaba duros momentos en cuanto a su vida personal, de hecho ella misma asevera que: “Toqué fondo hace unos 8 años, y comencé a ganar mucho peso. Mi hijo fue diagnosticado con una leve parálisis cerebral, mi matrimonio se rompió en pedazos. Todo lo que podría haber pasado, pasó”.

De lo que no cabe duda, es que eran muchos acontecimientos fuertes para una sola persona, solo faltaba un empujón para caer al abismo, y está azafata se encargó de darlo, y no precisamente negativo como era de esperarse.

Muy por el contrario, Rosie, decidió tomar las riendas de su vida, y trabajar en ser mejor, pero no para sentirse bien con el resto, sino con ella misma. Y decidió rebajar, y en efecto, bajo 91 kilogramos.

Hoy su disciplina y esfuerzo, que se ven reflejados en una vida saludable que le permite disfrutar de sus tres hijos en plenitud, le aportaron una nueva recompensa. La marca de talles grandes Igigi la eligió como cara de su campaña.

¿Qué tal? ¡Aplausos de pie, para esta mujer digna de admirar! ¡COMPARTELA!