Hombre muerte al beberse 7 botellas de ron sin parar

JARABACOA. Un hombre dio un jumo tan grande que solo duró minutos vivo en la emergencia del hospital. La moderación no era parte de su estilo de vida

Wellington Ramírez de 27 años murió ayer domingo al ingerir ¡siete botellas sin parar!.
Seguro que ahora debe estar contándole a San Pedro el jumaso que acabó con su vida.

El extinto bebedor de romo residía en la comunidad de La Jagua en Jarabacoa, al norte de la República Dominicana.

El médico legista determinó que Wellington murió por exceso de ingesta etílica.
Wellington llegó sin vida a eso de las diez de la noche a la emergencia del Hospital Octavia Gautier de Vidal de este municipio.

La familia del hombre dieron el testimonio de que éste fue llevado con un simple mareo a la casa. Lo llevaron a emergencia y allí falleció