Dos familias se disputan el funeral de Sadel

NUEVA YORK. El funeral de merenguero Benny Sadel no estará exento de tensiones y sinsabores.

Los restos de Sadel, ido a destiempo por un cáncer, será supuestamente enterrados en una ceremonia familiar en esta ciudad de Nueva York.    

Sin embargo, dos  familias procreadas por el intérprete de "Qué pasará", se disputan su entierro.

Su ex mujer Carina Batista, de quien estába separada desde hacía 15 años, y su actual esposa, Ana Rosa Jiminián, deberán llegar a un acuerdo a fin de determinar cúal de las dos encabezará el funeral de Sadel mañana en Nueva York.

En caso contrario, en que ninguna de las dos llegue a un acuerdo, la ceremonia fúnebre será suspendida y entonces será un juez quien decidirá si a Sadel lo entierran en Nueva York o en la República Dominicana.

Jiminián vivía con Sadel hasta la hora de su muerte. Quiere enterrrarlo en el  cementerio Maple Grove, ubicado en el 535 de la calle Hudson, en Hackensack-Nueva Jersey mañana lunes.

Para tales fines, la señora Jiminián ha contratado a la funeraria Ortiz, situada en Broadway en la calle 190, en el Alto Manhattan.

Del otro lado, la señora Batista, argumentado su posición de esposa, lo quiere enterrar en la República Dominicana.

Si el caso Sadel  llega a los tribunales, los restos del merenguero estarán en la morgue de la funeraria hasta tanto se determine quién tiene el derecho de enterrar al fenecido cantante