"Mi hija no se suicidó en Najayo sino que la mataron"

SAN CRISTÓBAL.- La reclusa Emilia Benítez Figuereo de 21 años saldría pronto de su prisión en la Cárcel Najayo Mujeres y, por lo tanto, sus familiares rechazan que la joven se haya suicidado según reportan las investigaciones policiales. 

Uno de los familiares reveló que ayer domingo recibieron una llamada anónima en la que una

persona negaba que Emililia se haya suicidado sino que se trató de un asesinato planeado por tres mujeres recluidas en el mismo centro penitenciario.

Señalaron que en los próximos días la joven sería liberada como consecuencia del pago de una fianza de 75 mil pesos.

Las versión oficial de los hechos determina que Emilia se ahorcó con una sábana que colgó de los barrotes, por supuestos maltratos de las autoridades de ese penal.

“Ella estaba muy contenta porque nosotros le dijimos que le íbamos a reunir el dinero y ¿cómo es que ahora me dicen que ella se suicidó?“, dijo la madre de la joven, quien estaba recluida por riña.

La mañana de este domingo Emiliano Benítez, padre de la fallecida, dijo que recibió la llamada de una mujer que se identificó como reclusa, quien le dijo que su hija fue ultimada.
Benítez Figuereo guardaba prisión por cortarle la cara a otra mujer durante una riña.

La joven saldría libre el el próximo 20 de noviembre bajo fianza por lo que sus familiares no se explican el deceso de su familiar.

“Yo sé que mi hija no se suicidó, pero cuando viene a ver fue otra persona que la mató y la mujer que llamó lo que busca es confundir”, manifestó Emiliano Bénitez.