Cuando le vayas a prestar dinero a un amigo o familiar, tenga en cuenta esto

Sin lugar a dudas en algún momento de nuestra existencia, inmersos en un sistema capitalista, se nos presentará la necesidad de prestar o de pedir algo de dinero prestado; esa práctica no es para nada nueva y es tan común que hasta entre países se prestan grandes sumas de dinero. Sabemos que tus necesidades y tus reservas no son las de un país, pero de todas formas hoy queremos darte algunos consejos para cuando tengas que llegar a ese instante de prestarle dinero a tu mejor amigo o incluso a tu tía de otra ciudad.

1.- Estructura una cantidad fija en el caso que regularmente le prestes dinero a un amigo o un familiar; por ningún motivo pongas en riesgo dinero que tengas destinado para alguna cosa, sólo por prestamos no planeados o esporádicos; tendrás que aprender a decir no.

2.- Otra regla general en el mundo del prestamismo, radica en jamás tu adquirir una deuda sólo por el hecho de prestarle a un familiar o amigo; ese tipo de prácticas no son financieramente sanas.

3.- El monto del interés lo puedes definir de acuerdo a tus intereses de inversión; no te dejes llevar por emociones en estos casos pues aunque sean familiares o amigos a quienes prestaras, el tema del valor del dinero debe ser un tópico aparte y tratado con mucha seriedad.

4.- Si has prestado dinero a personas que por excusas diversas no te pagan o siempre te pagan muy tarde, no lo vuelvas a hacer y mejor clasifica de forma correcta las personas que son puntuales.

5.- Si has prestado dinero a diferentes personas, ten una agenda o un organizador que te permita siempre tener presente las fechas de pago de las personas que te adeudan; también define estrategias para que el préstamo de tu dinero sea toda una inversión.

6.- Si determinas que manejas bien el negocio del prestamismo, empieza a generar un fondo para tal fin y sé muy organizado en el tipo de operaciones y personas que seleccionas para que tu dinero se mueva.

No olvides ser muy metódico y estratégico a la hora de administrar tu dinero; dejar a un lado las emociones y las euforias al momento de prestar tu dinero, te convertirá en toda una persona cargada de criterio y muy astuta a la hora de manejar el papel moneda; no seas usurero y ten presente la justicia en las operaciones para que te vaya bien. ¿Has prestado dinero a familiares y amigos? Dinos tu experiencia.