Por "jartón" lo botaron del hospital al pedir una pizza familiar

ESTADOS UNIDOS. Un hombre que padece obesidad mórbida lo votaron del hospital donde trataban su enfermedad por pedir una pizza.

Steven Assanti, un enfermo de obesidad mórbida, lo echaron como un perro de un hospital por romper las reglas establecidas por su equipo de médicos que lo atiende.
Asanti rompió las reglas al pedir una pizza familiar para su hora de amuerzo.

Assanti recibía tratamiento contra esta enfermedad del Kent County Hospital, en Rhode Island, Estados Unidos.

El hombre no podía salirse de la dieta pero por "jartón" lo botaron del centro sanitario.