Londres: El impresionante cambio de una modelo victima de ácido del diablo (foto+video)

Víctima de un ataque  con ácido del diablo, la estrella de televisión Londinense Katie Piper ha revelado que le gustaría adoptar a un niño con quemaduras después de que ella ha tenido problemas para concebir de forma natural por segunda vez.

La ex modelo de 31 años, que ya es madre de una bebé de un año, Belle, sufrió horribles heridas en 2008, después de que su ex Danny Lynch contrató a un hombre para que le lanzara el ácido sulfúrico sobre ella que ahora está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua. Producto del ataque, la británica quedó con quemaduras de tercer grado, las que acabaron con sus párpados, la mitad de su oreja izquierda y gran parte de su nariz, además sus ojos, boca, lengua, esófago, brazos, manos, cuello y pecho también recibieron severo daño. 

Ella le dijo al diario Daily Mirror que las nuevas complicaciones a causa de sus lesiones significan que ella ha estado luchando para comer y ahora tiene una deficiencia de vitamina que la ha dejado incapaz de quedar embarazada de nuevo.

Según dijo al citado medio: "Tengo un problema con mi esófago. Lo poco que coma se queda atascado y me ahoga, porque cuando me arrojaron el ácido me tragué algo y eso tan horrible quemó mi garganta.

Así que he estado en el médico y él me ha dado estos batidos vitamínicos, que sustituyen a la alimentación adecuada. Los llevo todos los días. Pero no hay suficientes vitaminas para hacer posible que nazca un bebé.

Añadiendo: "Estoy realmente pensando en adoptar a un niño de la caridad con la que trabajo. Hay un montón de niños con quemaduras y padres que los han descuidado y me gustaría adoptar para darles una mejor vida"

En referencia a la pequeña hija Belle, la estrella recientemente ha  admitido en un programa de televisión, que su terrible  y desgarradora experiencia ha impactado su estilo de crianza.

La joven modelo  se sometió a varias operaciones de reconstrucción facial, logrando un increíble resultado que ni los más optimistas hubieran esperado.

La joven llena de optimismo  y tratando de superar el desagradable accidente no se ha quedado estancada, ya que en la actualidad dirige una fundación para víctimas de desfiguramiento llamada  "Katie Piper Foundation"