Cadáver de mujer permaneció varias horas sentado en un McDonalds sin que nadie se diera cuenta

HONG KONG. Una señora estuvo sentada varias horas después de muerta en un restaurante de McDonalds de Hong Kong.

La mujer estaba rodeada de comensales disfrutando su hamburguesa sin que nadie se percatara que estaba muerta y no de parranda.

Así lo informó la policía de la localidad. El incidente ocurrió el sábado por la mañana. La mujer tenía entre 50 y 60 años de edad.

Según las investigaciones de las autoridades, la señora no tenía casa y vivía en la callle en los alrededores del restaurante.

El cadáver de la mujer permaneció seis horas en el restaurante sin que la gerencia ni los clientes se dieran cuenta que en la mesa "almorzaba" una muerta.

Se cree que la mujer pasaba regularmente las noches en este McDonalds, según el South China Morning Post.

El número de personas sin domicilio en Hong Kong, centro financiero del sur de China, es relativamente bajo, en torno a un millar, según las ONGs locales.

Algunos se ven obligados a vivir en las calles ya que no pueden pagar los elevadísimos alquileres en vigor en Hong Kong.