Familiares de accidentado lo trasladan empujando la camilla entre todos hasta la clínica

DAJABÓN. Las deficiencias del sistema nacional de salud afloran cada vez que un pobre necesita una asistencia médica en cualquier lugar remoto del país.

La motocicleta de Elvis Arístides Caraballo, de 42 años, se deslizó mientras se desplazaba por la carretera que comounica la comunidad Laja Esperón con Dajabón, ciudad fronteriza de la República Dominicana.

Elvis sufrió golpes y heridas graves que ameritaba trasladarlo de urgencia a un centro médico.

Parece que en Dajabón no hay ambulacias ni personal paramédico que ofrezca los primeros auxilios a los afectados por accidente o por cualquier otro tipo de trastorno.

Al hombre lo llevaron a pie hasta el Hospital Matías Ramón Mella y de ahí a una clinica caminando y empujando la camilla del paciente.

Lo llevaron de esa manera debido a que la dirección del hospital se negó a ofrecer una ambulancia para su traslado.

Arístides Caraballo necesitaba un estudio de rayos X que no está disponible en el hospital simplemente por falta de agua.

Ante tal grave dificultad, los familiares lo llevaron empujando la camilla hasta la Clínica Rosa Benita a un kilómetro del hospital.

"Nos negaron la ambulancia en el hospital por lo que decidimos empujar la camilla entre todos hasta la clínica", dijo dos familiares identificados como César y Manuel.